¿Qué pasa si comes mucha sal? Consecuencias de los excesos

No hay duda que la sal es utilizada diariamente por millones de personas para poder condimentar sus alimentos. Pero lo que es cierto igual es que no todos toman en cuenta las consecuencias de comer mucha sal.

Y es que no se limita únicamente a problemas de salud. De igual forma, deja como problema que ya no estemos disfrutando el auténtico sabor de los alimentos. Ya que siempre, lo terminamos por cambiar por este condimento.

Pero ese no será el enfoque que tendremos en esta ocasión. Si no que nos basaremos en si hace algún daño o beneficio, ¿qué pasa si comes mucha sal, que es lo que ocurre en el interior de nuestro organismo?

Si comes mucha sal, ¿qué pasa?

que pasa si comes mucha sal

El exceso de sodio es nocivo para nuestra salud, de eso no cabe duda.  Y es común que estemos acostumbrados  a un sabor salado algo fuerte, por lo que terminamos por echar sal a alimentos que ya lo tienen.

Y que con consumirlo como estaba, ya podíamos cumplir con nuestra dosis recomendada de sodio.

Aquí encontrarás una lista con algunos de los riesgos más conocidos.

Problemas y ataques cardiacos.

El corazón es uno de los principales afectados a causa de este exceso. Ya que gracias a su consumo puede llegar a provocarse problemas como hipertensión y un aumento descontrolado de la presión sanguínea en el cuerpo.

En pocas palabras, el corazón y el sistema circulatorio se vuelven incapaces de bombear la sangre en la cantidad necesaria. Lo que termina por causar un riesgo de paros cardíacos y dolencias varias.

Dificultades para los riñones.

Piensa en los riñones como los grandes filtros del cuerpo, que evitan que muchas sustancias innecesarias y dañinas pasen al cuerpo. Pues este filtro natural puede terminar por taparse y causar dificultades.

Esto tendrá como consecuencia una mayor hipertensión, así como aumentar el riesgo de la formación de cálculos renales.

Disminución del calcio.

El calcio es esencial en el cuerpo, sobre todo en los huesos. La sal excesiva causará que cuando orinemos, al mismo tiempo nos encontramos deshaciéndonos de una mayor cantidad de calcio por este medio.

Por lo tanto, la osteoporosis puede ser una de las consecuencias de esta mala costumbre alimenticia. Toma en cuenta que no solo los huesos perderán su fuerza, sino que esto se extiende de igual forma a lo sdientes.

Tendencia al sobre peso.

Mucha sal causa que la sensación de sed aumente. Lo malo, es que por el tiempo en que vivimos, es bastante común que la gente intente saciar esta sed por medio de la ingestión de bebidas azucaradas.

Si tienes asma, empeorará los síntomas.

Esta es una relación poco tomada en cuenta, pero es que los asmáticos lo pasarán mal con el exceso de cloruro de sodio. Eso es porque reducen las vías respiratorias, causando que sea más difícil respirar.

Por lo tanto, una persona que tenga este padecimiento debería considerar el reducir su ingesta en buena medida.

Consejos para comenzar a reducir la sal.

consecuencias de comer mucha salPuede parecer fácil, pero la realidad es que muchas personas tienen como costumbre tomar altas cantidades de sal. Y pueden pensar que su comida no les va a saber si lo quitas.

Es por eso que se recomienda.

Evita alimentos procesados. Estos son por lo regular económicos y fáciles de conseguir. Pero el mayor problema es que por lo regular rebasan las cantidades recomendadas de sal diarias.

Comienza a usar hierbas aromáticas para condimentar. Si lo que quieres es cambiar el sabor de los alimentos, hierbas como el perejil y orégano te pueden ayudar.

Quita el salero del centro de la mesa, que sea más difícil acceder a él. Esto hará que sea menos tentador echarlo.

Empieza a explorar el sabor de los alimentos. No pienses que si “no sabe a sal”, enseguida es que no tiene sabor. Cada alimento sabe diferente y podrías aprender a explorarlo.

Prueba sal marina. Está versión tiene un sabor más fuerte que la comercial normal. Esto hará que puedas tener resultados similares, pero echando bastante menos.

La organización mundial de la salud recomienda 5 gramos al día. Y con las costumbres de hoy en día, es bastante fácil sobre pasar esta cantidad. Comenzar a practicar la moderación hará maravillas con tu cuerpo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.