Que pasa si comes muchos carbohidratos, ¿es malo?

En la vida moderna de hoy en día, es bastante fácil que nos excedamos en el consumo de carbohidratos. La comida que podemos encontrar con más facilidad se encuentra llenos de ellos y son deliciosos.

No debemos pensar que son malas o algo similar. Son parte indispensable de nuestra dieta y de nuestra alimentación diaria. El problema proviene del exceso, de comer muy por encima de la cuota recomendada diaria.

¿Qué son los carbohidratos?

Que pasa si comes muchos carbohidratos

También conocidos como hidratos de carbono, son macronutrientes y uno de los más importantes para el ser humano de donde obtener energía. Toma su nombre por estar formado de hidrógeno, carbono y oxígeno.

Estos no pueden ser producidos por el cuerpo, por lo que tienen que ser obtenidos por un medio externo. Proveen al cuerpo de glucosa, lo que le permite convertirlo en energía que posteriormente se traducirá en movimiento.

Algunas de las fuentes más populares para poder obtenerlas son almidones, azúcares y fibras, pudiendo ser encontradas en una gran variedad de alimentos, como pueden ser verduras, frutas, granos y leche.

Estas son las fuentes más saludables para poder obtenerlas, pero por lo regular, terminaremos de obtenerlas de otras fuentes como son refrescos azucaradas, dulces, panes procesados y azúcar demasiado refinada.

¿Qué pasa si comes muchos carbohidratos?

 

Debes de conocer a cantidad de ellos que posee cada fuente de alimento, preferir las más saludables y tomarlas con moderación.

Porque si abusas de ellos, puedes tener consecuencias como:

Cambios de humor constantes.

El exceso puede terminar por causar fluctuaciones en los niveles de azúcar en la sangre, lo que dará como resultado que tengas una alta irritabilidad. Sobre todo con los carbohidratos refinados, que al no tener fibra elevan mucho la glucosa.

El cuerpo se encontrará produciendo altos niveles de insulina para poder contrarrestar estas subidas, lo que terminará por verse reflejado en tu humor diario.

Cansancio todo el día.

¿Te pasa que duermes toda la noche, unas 8 horas por ejemplo, y aun así al día siguiente sientes mucho cansancio? Es como si te hubieras desvelado y trabajado, en lugar de haberte ido a descansar plácidamente.

Los carbohidratos de manera inicial puede parecer que te darán mucha energía. Pero esta desaparece rápidamente, convertidos rápidamente en azúcar que llega al hígado, músculos y otros órganos.

Ahora al ser convertidos, darán esa sensación de mantenerse aletargado. Es por eso que si te sientes cansado, lo mejor es que comas una fruta y no una barra azucarada, pensando que te dará energía para todo el día.

Tener hambre de forma constante.

Es posible que te pase que hayas desayunado o almorzado hace poco, por lo que deberías sentir el estómago lleno. Pero eso no parece importar, luego de un rato tienes ganas nuevamente de comer algo delicioso.

El hambre puede suceder por niveles bajo de glucosa. Esto es debido a las fluctuaciones que tienes en la sangre, siendo que en el punto más bajo tendrás ganas de comer.

Es posible que estos niveles terminen por quedarse bajos hasta la hora de tu próxima comida, lo que hará que estés sintiendo mucha ansiedad y las ganas de comer algo simplemente aumentarán.

No logras perder algunos kilos de más.

Aunque estés reduciendo el número de calorías, no logras reducir tu peso frente a la báscula. El problema radica en que al consumir muchísimos carbohidratos previamente, estos han terminado por convertirse en azúcar y luego en grasa.

Esta es difícil de quemar, la insulina ayuda a almacenarla y no permite que pueda ser quemada fácilmente. Para el cuerpo es como almacenar para una situación de emergencia y será difícil dar la vuelta a eso.

Problemas con la memoria.

Uno de los efectos menos conocidos es que puede alterar tu buena memoria. Se te hará mucho más difícil recordar sucesos, memorizar nombres y en general, la agilidad de tu mente se verá altamente reducida.

La piel se encuentra alterada.

Notarás como tu piel no se encuentra en su máximo nivel de belleza. Tendrás problemas tanto de piel seca hasta tener múltiples espinillas. Será necesario controlar tus niveles, porque te afectará igual de forma estética.

Esto es lo que pasa si comes muchos carbohidratos, lo mejor que puedes hacer es consultar con tu nutriólogo para conocer tu recomendación diaria y comenzar una buena dieta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.