Que pasa si hago popo verde, ¿debe ser preocupante?

Para los seres vivos, hacer popo es indispensable para poder deshacernos de todos los restos que se encuentran en nuestro interior. Es saludable hacerlo, ya que todo eso resulta ser toxinas que pueden seguir dañando nuestro organismo.

Pero al menos en los seres humanos, sabemos que su color debe ser una variedad de café. Esta será de diferentes tonalidades según lo que comamos y la salud que tengamos. Pero, ¿qué pasa si hago popo verde? ¿Qué puede significar?

¿Qué pasa si hago popo verde?

Que pasa si hago popo verde

En primer lugar, no te asustes hasta tener una respuesta por parte de tu médico. Pero si es importante si notas un cambio sustancial, que te hagas una revisión con el médico para saber si hubo algún cambio.

Pero algunos motivos son:

Comiste algo que lo coloreó:

Existen ciertos alimentos que pueden cambiar el color de nuestras sustancias que expulsamos. Se me viene como ejemplo la remolacha, cuyo color rojo es bastante notorio luego de comerlo. Nuestra orina o excremento sale de color rojo.

Por eso mismo, deberías hacer un repaso si no comiste algo que tenga algún tipo de colorante verde. Es posible que solo sea tu organismo que por dentro está pigmentado, pero en realidad no existe ningún problema.

Metabolización de la bilirrubina

¿A qué se refiere con esto? Al no poder metabolizar a tiempo la bilirrubina se refiere al proceso de un paso demasiado rápido del material ingerido no pueda ser procesado de manera correcta. Manteniendo un poco de sustancia.

Debes saber que esta es excretada por la bilis del intestino. Pero digamos que al seguir el proceso, es extraída por el resto del proceso. Al no poder hacerlo a tiempo, ese color verde seguirá dando color al excremento.

Vale la pena recordar que la bilis en su estado natural es una sustancia que mezcla el color amarillo con verde. Cuando es correctamente procesada, se convierte en estercobilina, la cual da ese color café tan característico.

Tomar demasiado hierro.

Otra causa no tan común, pero que de igual forma puede producir ese color verdoso, es tener un exceso de hierro en el cuerpo. Es bastante común que le suceda a personas que han abusado del uso de ciertos suplementos, que los tienen condensados.

Presencia de tumores intestinales.

Es menos frecuente, pero siempre vale la pena tener cuidado. Los tumores al encontrarse en el interior del cuerpo, terminan por segregar diferentes tipos de sustancias. Y entre ellas, podrían decolorar a verde el excremento.

Por eso si notas que de manera constante termina por tener ese color verdoso, te hagas un análisis. Puede ser que una vez pase, pero si se vuelve algo continuo, descartar un tumor es algo que deberías.

Enfermedad celiaquía.

Algunas personas pueden padecer una enfermedad celiaquía y no tener idea de ello. Esta enfermedad consiste en una intolerancia permanente a una proteína llamada gluten, presente en alimentos como cebada, avena y trigo.

Son varias las consecuencias de seguir consumiéndolas siendo intolerante. Pero una de ellas en ocasiones puede ser pigmentar el excremento a color verde. Es buena idea confirmar que no poseas dicha intolerancia.

Conclusiones sobre el popo verde.

En términos generales, no es un problema. Casi siempre, es una consecuencia de procesos normales dentro de nuestro cuerpo que pueden terminar por pigmentarlo. Sin embargo, puede llegar a asustar.

Pero cuando el color es persistente, siempre se recomienda visitar a un médico. Ya que puede ocurrir estos cambios de color de forma aislada. Sin embargo, el color de la popo debería ser de color café.

Todo cambio en la normalidad al menos merece la pena una visita al médico si no vemos cambios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.