Que pasa si hay exceso de hidrógeno en el cuerpo humano

El hidrógeno, como muchos otros elementos, es indispensables para el correcto funcionamiento del ser humano. Sin su presencia, seguramente tendríamos varios problemas serios para poder seguir con nuestra vida normalmente.

Como suele pasar, también es importante que los niveles que tengan se encuentren en un nivel saludable. Conoce que pasaría si excedieras los niveles de hidrógeno permitido y recomendado para una persona.

¿Qué función realiza el hidrógeno?

que pasa si hay exceso de hidrogeno en el cuerpo humano

Antes que nada, es importante que sepas para qué sirve el hidrógeno en el ser humano. Este elemento es el más común que existe, de hecho se los átomos se encuentran formados en un 90% de ello.

Es el elemento más abundante en el universo, y en el ser humano se encuentra presente en todos nuestros fluidos.

Gracias a ello, es posible transportar y desechar todas las toxinas que se encuentren dentro de nuestro cuerpo. También permite ayudar a que las articulaciones se encuentren bien lubricadas para que funcionen sin problemas.

También permite que nuestro sistema inmune se encuentre fuerte y activo, para poder luchar contra cualquier enfermedad.

Como puedes ver, es un elemento indispensable para la vida de los seres vivos, y en el caso particular del ser humano, no podría realizar sus funciones vitales sin él.

¿Qué pasa si hay exceso de hidrógeno en el cuerpo humano?

La forma más común en que el cuerpo humano puede llenarse de hidrógeno es porque existe una presencia muy fuerte de agua. Vale la pena recordar que este líquido se encuentra formado dicho elemento y oxígeno.

Cuando tenemos demasiada agua en nuestro cuerpo, esto puede producir una sobre hidratación. Al pasar esto, se terminarán acumulando una gran cantidad de este líquido en varios sectores de nuestro cuerpo.

Como resultado, lo más probable es que comiences a tener algunos problemas como mareos, problemas para mantener el equilibrio y nauseas.

Otra forma en que puede llegar a perjudicar es inhalar grandes cantidades en forma de gas. En este caso, lograrás tener un déficit de oxígeno y dará como resultado mareos, somnolencia, pitidos en el oído, inconsciencia, dolores de cabeza e incluso inducir a la depresión.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.