Que pasa si instalo un programa de 32-bits en 64-bits (y viceversa)

Cuando quieres instalar un programa, es probable que te hayas encontrado que el mismo se encuentra en dos versiones disponibles: de 32-bits y de 64-bits. Y te hayas querido preguntar cual es el que debería usar.

Pero también es probable que hayas tenido una única versión, la de 32-bits y que quieras saber si funcionara en tu sistema operativo de 64-bits. Conoce la respuesta, así como también algunas cuestiones adicionales.

¿Se puede instalar un programa de 32-bits a 64-bits?

que pasa si instalo un programa de 32 bits en 64 bits

La respuesta es si, puedes instalar un programa de 32-bits en 64-bits. Existe una explicación técnica, pero una más sencilla es que la de 64-bits es más avanzada que la de 32. Entonces, es compatible con una versión anterior.

El problema radica si quieres instalar una versión de 64-bits, en una de 32. Ya que esta es una versión más avanzada, por lo que es improbable que funcione. Tu sistema operativo no está listo para entender.

En este caso, lo que puedes hacer es revisar el sitio web o contactar al creador del software. Para preguntarle sobre si posee una versión de 32-bits del programa.

En la actualidad, la norma es 64-bits. La mayoría de programas optan por versiones compatibles con ambos, por lo que no verás ningún señalamiento sobre el número de bits necesarios.

Pero algunos programas muy especializados hacen uso intensivo del bus superior de 64-bits y ya no hacen versiones para 32.

¿Cuál es la principal diferencia entre 32 y 64-bits?

Si te preguntas porque existen estas versiones, todo se encuentra basado en la cantidad de memoria que puede manejar el procesador.

Hoy en día, la mayoría de procesadores en el mercado optan por los 64. Esto les permite manejar la enorme cantidad de datos que se utilizan hoy en día.

Entonces, los programas que piden 64-bits obligatorios lo que sucede es que pueden necesitar toda esa cantidad de memoria para funcionar. Algo que no podría suceder si optaran un reducido bus de 32-bits.

Y por esa misma razón, instalar un programa de 32-bits en uno 64-bits es posible. De hecho, no estaría aprovechando toda la capacidad disponible del procesador, simplemente. Pero puede correr.

Cualquier duda, siempre es buena idea contactar con el fabricante para exponer las dudas individuales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.