Que pasa si juegas Charlie Charlie y no te despides

Existen muchos juegos que las personas prueban por entretenimiento. Pero no hablo de juegos regulares como el avión, sino algunos relacionados con entidades sobrenaturales, entrando en el terreno de lo desconocido.

Este es el caso de Charlie Charlie, el cual se agregó a muchos otros juegos juegos sobrenaturales. Pero, ¿Qué pasa si juegas Charlie Charlie y no te despides? Porque al igual que otros, puede acarrear consecuencias.

¿En qué consiste Charlie Charlie?

Que pasa si juegas Charlie Charlie y no te despides

Lo primero es entender la naturaleza misma del juego. Tiene diversos orígenes, ya que surgió de repente la moda para desaparecer muy pronto. Algunas personas dicen que es una variación de la conocida ouija.

Existen otras voces que afirman que simplemente formó parte de la campaña promocional de la película La horca. Por lo tanto, que en realidad el juego es falso y por lo tanto no habrá ningún peligro.

En fin, el juego consiste básicamente en:

  • Deberás tener una hoja de papel, en la cual escribirás tanto “Si” como “No, dos veces cada una y colocándolo en cada una de las esquinas.
  • Obtén dos lápices, los cuales se pondrán en el centro del papel y encimados en forma de cruz. La idea es que queden encima para ser manipulados.
  • Lo importante es utilizarlo en la oscuridad y altas horas de la noche, para que sea altamente efectivo. En teoría, nos estamos comunicando con Charlie, el espíritu de un niño mexicano que murió hace tiempo.

La idea es que gracias a sus poderes de Charlie, podremos hacerle diversas clases de preguntas que nos constestará.

Gracias a ello, muchas personas terminan utilizándolo para poder intentar averiguar datos de su futuro, como saber si tendrán pareja, un mejor trabajo o si se ganarán la lotería.

Conoce que pasa si juegas Charlie Charlie y no te despides.

Como habrás notado, el juego es simplemente una variación de la ouija. Y al igual que ella, se terminan por aplicar las mismas reglas.

La idea es que al estar jugando, lo que haces es invocar a un demonio o espíritu maligno para poder platicar con él. Este se encontrará actuando en la habitación donde estamos.

Al parecer, tenemos alguna especie de control sobre él al haberlo invocado. Esto nos da derechos, pero también obligaciones, por lo que deberíamos pedirle que se vaya al terminar.

De no hacerlo, el espíritu no regresará de donde vino, por lo que se quedará con nosotros. Se habla de muchas consecuencias diferentes por esto.

Hay quienes afirman que puede suceder posesión, otros que tengamos enfermedades y otros más que simplemente empecemos a tener una muy mala suerte.

Para concluir, lo importante es jugar de forma correcta y despedir al ente. Para evitar toda clase de problemas que tentativamente te pueden ocurrir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.