Que pasa si le corto los bigotes a mi perro, ¿es malo, le causa peligro?

Algunos perros pueden tener bigotes bastante simpáticos. Es bonito observa el rostro de nuestra mascota preferida y notar todos sus detalles: sus ojitos, su hocico, su pelaje y más. Pero hay que pensar que todo ello puede tener una utilidad.

Es decir, los seres vivos por lo regular cada parte de nuestro cuerpo sirve para algo. O al menos sirvió para algo en algún momento de la evolución. Pero en el caso de los perros, ¿tiene alguna utilidad? ¿Qué pasa si le corto los bigotes a mi perro?

Conoce que pasa si le corto los bigotes a mi perro.

Que pasa si le corto los bigotes a mi perro

Puede ser que tengas un perro con bigote feo y que por eso pienses que sea una buena idea retirárselos. Pero antes de hacer eso, deberías conocer un poco de la utilidad que tienen para ellos que estén en su rostro.

Para ellos no son adornos, son más receptáculos poderosos del entorno. Es decir, más que un adorno, es algo que utilizan en su vida diaria para poder moverse y también para poder enterarse de todo lo que sucede alrededor.

En realidad son pelos táctiles, y si te fijas bien, no solo crecen a los lados de su hocico. Esta clase de pelo táctil lo podrás encontrar alrededor de su cara, porque puede decirse que en realidad no son bigotes.

Su función no es un adorno.

Ellos no se encuentran a los lados como para que se vean más bonitos (aunque en realidad, si se ven lindos, ¿no?), sino que sirven para amplificar. Los perros se valen de más sentidos que los humanos para notar su alrededor.

En este caso, estos bigotes terminan por amplificar cualquier cosa que toque el pelo. Si por ejemplo alguien te agarra la cabeza, lo sentirás. Pero por ejemplo, si te cae una pequeña hoja es posible que no lo sientas.

En cambio con un perro, cualquier cosa que entre en contacto con él quedará amplificado gracias a la acción de dichos pelos táctiles. Esto le permitirá actuar en consecuencia, como rascarse o lo que vaya a hacer.

Sirve para guiarse en la oscuridad.

Los perros también se encuentran adaptados para andar en la oscuridad mucho mejor que nosotros. En su caso, por ejemplo, sus ojos se encuentran bastante más desarrollados para percibir el poco de luz que haya.

Pues unido a ello, también sus bigotes ayudan a percibir la distancia de los objetos cuando no hay luz. Al estar entrando en contacto, es como si estuviera ayudándoles a ir tocando todo para poder avanzar.

Nunca recortes el bigote a un canino.

Como verás, son funciones importantes para ellos. Les permiten conocer el entorno a su alrededor y darse cuenta de todo.

Si le recortas los bigotes a un perro le privarás de varios de sus sentidos e incluso se puede sentir desorientado. Es casi como dejarlo un poco más ciego, por lo que no deberías hacerlo.

A fin de cuentas, se ven bonitos con ellos y es parte de su personalidad. Hay que tener respeto por ellos, porque no faltará quien piense cortarlos de todas formas. Pensando que por estética se verá mejor.

Pero ellos son seres vivos y necesitamos respetarlos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.