¿Qué sucedería si le quitan los resortes a un colchón?

Tener un buen colchón es importante a la hora de dormir. Gran parte de nuestro bienestar diario se encuentra dictado por la calidad de sueño que tengamos. Y que durmamos de manera incómoda puede afectarnos.

Y parte importante que uno de estos colchones tenga buena calidad y nos brinde conforte viene de mano de poseer unos buenos resortes. Estos que con el tiempo comienzan a perder calidad y fortaleza.

Pero, ¿qué sucedería si le quitan los resortes a un colchón, simplemente por experimentación? ¿Todavía podría servirnos de algo? O mejor aún, ¿tiene algún sentido realizar esta acción?

¿Por qué le quitaría los resortes?

Qué sucedería si le quitan los resortes a un colchón

Los resortes tienen una vida particularmente larga. La realidad es que pueden tardar una década completa, brindando buen conforte para el usuario.

Pero no hay plazo que no se cumpla, gradualmente comenzará a tener el problema que estos resortes dejan de tener la misma fuerza para amortiguar.

Incluso, algunos de ellos pueden empezar a saltar por alguna parte de la cama. Esto puede llegar a ser doloroso y peligroso, porque puede llegar a salir una punta de metal con la que podrías rasparte mientras duermes.

Lo ideal, por supuesto, sería conseguir un colchón nuevo para sustituirlo. Pero no siempre existe esta opción, ya sea por motivos económicos o cualquier otro. Entonces, podemos optar por quitarle los resortes.

La idea detrás de esto es pensar que si bien ya no podremos “rebotar” encima, al menos nos quedará el resto de la estructura. Y que a falta de una mejor opción, podremos dormir encima.

Como tiene relleno, podemos pensar que dormir encima de él podrá ser al menos confortable. No será como una cama plana y mullida, pero podrá servir para una función básica.

¿Qué pasa si le quitas los resortes a un colchón?

Son varias situaciones:

  • Los colchones permiten mantener la estructura de los colchones. Al no tener ninguna, simplemente te acostarás sobre un montón de relleno. Que al no mantener forma, pronto terminarás aplastando.
  • No podrás saltar encima de la cama, ya que no existe nada que lo amortigue. Puede llegar a causar un golpe si el usuario olvida que retiró dichos resortes. Porque el relleno no es suficiente para aguantar un salto.
  • Pronto notarás que el colchón comenzará a hundirse notablemente en el lugar donde duermes. Ya que como se mencionó, no hay nada que lo mantenga.

Consecuencias.

Al principio puedes pensar que te encuentras durmiendo cómodamente, pero pronto podrías empezar a tener problemas de espalda. Ya que no hay ningún soporte, podrías tomar una forma poco ortopédica.

De igual forma, si hay poco relleno, podría darse el caso que básicamente termines durmiendo sobre superficie dura. No siempre puede sostener tu forma, por lo que terminarás estando en una tabla dura.

La mejor recomendación es conseguir un colchón nuevo u otro lugar para dormir. Tal vez pueda servirte para un día, pero no debería ser considerado para largo plazo. Ya que sería un castigo que puede terminar por dañar de manera permanente tu espalda y no permitir buen sueño.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.