¿Qué pasa si me incapacitan y voy a trabajar, me pueden despedir?

El periodo de incapacidad laboral puede llegar a generar dudas entre los trabajadores. Ya que esta puede provenir por diversas circunstancias. La más habitual es la enfermedad, pero también puede llegar a ser algún tipo de herida.

Y el médico nos puede diagnosticar incapacidad y darnos un permiso laboral. Pero puede llegar a ocurrir que en términos generales, nos sentimos con fuerza para laborar. ¿Qué pasa si me incapacitan y voy a trabajar, puede traer alguna consecuencia?

¿Puedo trabajar estando incapacitado?

Qué pasa si me incapacitan y voy a trabajar

Debes tomar en cuenta que si estás incapacitado y todavía sientes que puedes trabajar, aun así no deberías hacerlo. Ya que cuando un médico te da este status, se vuelve más un término legal que un verdadero estado.

Es decir, aunque te sientas lo suficientemente bien para poder asistir a tu trabajo, tu estado legal frente a la empresa es diferente. No es cuestión de aparecer y decir que te sientes suficientemente bien.

Una empresa cuando te incapacita, te da de baja de manera temporal. Por lo tanto, al ir a trabajar en esas condiciones, no tendría por qué respetarte ningún derecho laboral. Ya que legalmente, no deberías poder asistir.

Debes de saber que existen diferentes tipos de incapacidad. Y esta variará dependiendo de la empresa o país.

Es decir, aquí no puedo darte una lista definitiva del tipo de incapacidad, eso tendrás que consultarlo localmente. Lo que sí es seguro es que cambia tu status en la empresa y tendrás que consultar.

En términos generales, hay 3 tipos de incapacidad que es aplicado en muchos lugares.

  • Incapacidad transitoria: Esta se aplicada cuando ocurre algún percance que evitará que el trabajador pueda realizar sus labores por días y hasta un año. El porcentaje de pago puede variar.
  • Incapacidad Provisional: El periodo puede extenderse más allá de un año y por lo regular hasta los 6. El trabajador recibirá una menor porción de su sueldo, considerando que es una situación temporal y está incapacitado para realizar su trabajo.
  • Incapacidad permanente. Se le considera inapto ya para poder realizar sus laborares. Dependiendo de la empresa, esto puede significar que se le extienda una pensión para poder seguir sosteniéndose.

Existen otras situaciones legales que son una mezclad de las anteriores. En ocasiones pueden darte una incapacidad parcial, por lo que podrás seguir asistiendo a trabajar, pero con tareas limitadas.

No asistas a trabajar si estás incapacitado.

Como habrás podido notar, una incapacidad no es simplemente que te diga el doctor que te sientes mal, pero si te esfuerzas puedes regresar. No son pocos los casos en donde un trabajador puede considerar una incapacidad injusta.

Ya que lo separa de su empleo y reduce sus ingresos, cuando él todavía se siente con fuerza para laborar. Pero esos son casos particulares, el punto es que tu estado legal dentro de la empresa cambió.

Si vas a trabajar incapacitado, la empresa tiene derecho a aplicarte sanciones, dependiendo de sus políticas locales. Desde pedirte que regreses a casa hasta el despido, porque en ese momento no eres un trabajador activo.

¿Me pueden despedir por una incapacidad?

Un miedo por el que algunas personas insisten en regresar, es por temor a ser despedidos luego de la incapacidad. O que cuando intenten retomar su trabajo, la empresa les pida que dejen de laborar con ellos.

Una incapacidad en términos estrictos no debería terminar así. Es un status temporal que aplicado habla sobre incapacidad para trabajar, pero sigue siendo un empleado de la empresa.

Por lo tanto, si al regresar a tu empleo te encuentras con amenaza de despido, es buena idea que acudas a las juntas de conciliación y arbitraje. Por qué estarían pasando por encima de tus derechos laborales.

Cuando te incapaciten, cumple con la ley. Y si en verdad estás lastimado, usa ese tiempo para poder recuperarte para cuando regreses a tu empleo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.