Que pasa si me masturbo mucho y compulsivamente todos los días

La masturbación es un tema que incluso al día de hoy tiene su cierto grado de polémica. Es practicado por básicamente todas las personas o su gran mayoría, que se encuentran en cierto rango de edad al menos.

Pero sigue siendo un tema poco habitual en las conversaciones y muy incómodo. Ya que causa cierta polémica social y vergüenza, nadie quiere ser señalado como la persona que se sabe que se masturba.

Eso mismo causa que pueda haber ciertas preguntas que nadie te responda, como es el que hecho de saber que pasa si me masturbo mucho. ¿Puede haber alguna consecuencia grave por estarlo realizando demasiado?

Conoce que pasa si me masturbo mucho.

Que pasa si me masturbo mucho

Primero, hay que dejar claro que en realidad masturbarse no es malo contra nuestro cuerpo, al menos en cantidades moderadas. De hecho, se ha comprobado en más de una ocasión que puede traer beneficios a nuestro cuerpo.

La estimulación realizada por este acto libera endorfinas, que son una hormona que termina por provocar placer a nuestro cerebro. Y que esto simplemente tiene efectos positivos y no dejará ningún tipo de efecto secundario.

Además, es completamente natural, es algo que nuestro mismo cuerpo terminará por segregar para nuestro beneficio.

Por otra parte, posee otros efectos como pueden ser ayudar a la presión arterial y del corazón. En el caso de los hombres, incluso reduce el riesgo de padecer cáncer de próstata, por lo que incluso se recomienda hacerlo de cuando en cuando.

El problema se encuentra en el exceso.

Como siempre, los problemas comienzan a surgir cuando se realiza una actividad en exceso. Al realizar la masturbación, se segregarán una gran cantidad de químicos, entre ellos oxitocina y la prolactina.

Y como habíamos mencionado, será segregada dopamina. El problema consiste que al estarte masturbando tanto, tu cuerpo terminará por empezar a tener cierta resistencia a sus efectos.

Esto hará que gradualmente tengas cierta resistencia a sus efectos, lo que terminará por causar que tengas menos placer. Tu cuerpo se acostumbrará a esta sustancia y gradualmente necesitarías más dosis para poder sentir lo mismo de antes.

Lo mismo sucede con el exceso de fricción: en exceso puede llegar a causar algún tipo de lección o inflamación, lo cual terminará por causar dolor.

Y lo mismo que la dopina, necesitará posteriormente sesiones más largas como para poder lograr sentir placer como lo hacía antes.

Tampoco debe afectarte socialmente.

También deberás tomar en cuenta si lo estás realizando de manera moderada. Que puedas controlarlo y hacerlo a lo mucho un par de veces al día.

Pero también deberás de sincerarte contigo mismo si notas que te estás pasando en las ocasiones que lo haces. Que encuentras cualquier pretexto para tener que realizarlo.

Y que cada vez te cuesta más, por lo que requieres estar teniendo diferentes situaciones estimulantes para poder lograrlo. Las tradicionales de siempre cada vez te causan menos tipos de placer.

Si este es tu caso, no dudes en buscar ayuda psicológica. Ya que estás teniendo claramente algún tipo de adicción, lo cual deberá ser tratado de forma profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.