¿Qué pasa si me trueno los dedos? ¿Es malo, que consecuencias tiene?

Tronar los dedos es una actividad común para muchas personas.  De hecho lo realizan de manera cotidiana en múltiples situaciones. Al grado que ni siquiera son conscientes que se encuentran una vez más tronándolos.

Les agrada como suena y la sensación que da, pero, ¿es bueno para ellos realizarlo? Ya que al hacerlo, da la sensación posteriormente como si nuestros huesos descansaran. Se siente bastante bien, la verdad.

¿Qué pasa si me trueno los dedos? ¿En realidad me estoy perjudicando o es simplemente un mito que se ha popularizado entre las personas?

¿Por qué truenan los dedos?

Qué pasa si me trueno los dedos

Es un vicio que fácilmente las personas pueden adquirir por lo adictivo y placentero que es. La sensación de sentir que truenan puede sonar como algo doloroso si te lo platican, pero cuando lo realizas, se siente bien.

El tronido de los dedos proviene de las burbujas que se encuentran explotando. Debes saber que nuestras articulaciones se encuentran rodeadas por un líquido, que ayuda entre otras funciones, al buen funcionamiento y lubricación.

En este líquido se forma una especie de “burbujas”, que son las que suenan cuando realizas este movimiento. Si, por eso suena así, es similar a ese placer que sientes cuando revientas esos recubrimientos de burbujas.

Este es conocido como líquido sinovial. Es espeso y sirve de contacto para los huesos. Es un líquido que es amoldable, se estira y ayuda al movimiento diario.

Conoce que pasa si me trueno los dedos.

El hacerlo por lo tanto se siente y suena bien. Incluso al principio pareciera que de esta forma le estamos dando un descanso a nuestros dedos, pero no es así.

Daños a los tejidos blandos.

Al estar forzando estas explosiones de gas, gradualmente los tejidos comenzarán a sufrir daños. Estos serán primero a corto plazo y posteriormente a largo plazo.

Los ligamentos que unen las partes tendrán menos fuerza, por lo que será mucho más fácil comenzar a sufrir diversas dolencias.

Desgaste muscular y pérdida de fuerza.

Ya que las articulaciones se encuentran más débiles, notarás que tienes menos fuerza en las manos. A la hora de sostener diversos objetos, será mucho menos la presión que puedes ejercer para sostenerlos.

Los ligamentos no pueden regresar como antes y se encuentran dañados, lo que causará que gradualmente incluso el movimiento de los dedos sea más difícil.

Mayor riesgo de fracturas.

Al oprimir los dedos, causamos que el líquido sinovial termine por derramarse y dispersarse. Esto causa que la fricción entre los huesos sea dolorosa, porque toma un tiempo en recuperarse. Mientras sigas tronándote, tardará mucho más.

Y desgraciadamente, cuando sientes esa pérdida de fuerza y presión, muchas personas optan por volver a tronarse los dedos. Esto solo termina siendo un círculo viciosa que empeora la condición de la persona.

¿Puede causar artritis y artrosis?

Una de las consecuencias que más se habla es sobre la relación entre padecimientos como artritis o artrosis con el acto de tronarse. No existen muchos estudios al respecto, que estén buscando una relación.

Es verdad que la gente con artritis puede sufrir de tronidos en las articulaciones. Pero es más una consecuencia de la condición, no que el haberse estado tronando haya sido el origen del problema.

Por lo tanto, hasta el momento no se puede hablar sobre esa relación. Hasta el momento, la artritis surge por otros factores como pueden ser la edad, las condiciones de trabajo o algún factor en la genética.

Tronar los dedos no es una buena práctica, veas por donde lo veas. Terminas por dañar los dedos, y si bien puede sentirse bien de manera inicial, con el paso del tiempo comenzarás a tener limitaciones y dolor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.