Que pasa si no logro mis metas a cierta edad, ¿puede ser demasiado tarde?

El ser humano necesita tener metas que alcanzar. Esta es una forma que tiene para darle sentido a sus vidas, ya que tiene hacia donde ir. Y esforzarse para lograrlo, lo que hará que cada día se esfuerce para hacerlo realidad.

El problema puede venir cuando sentimos que no logramos esas metas a tiempo. O al menos, nosotros sentimos que no lo hemos logrado, pensando que estamos atrasados en comparación a otras personas.

¿Las metas tienen un tiempo determinado para ser cumplido?

que pasa si no logro mis metas a cierta edad

Vivimos en una sociedad donde convivimos con otros seres humanos, en mayor o menor grado. Y también acabamos por compararnos, ya que usamos a otros como medida o modelo para compararnos nosotros mismos.

Muchas de las metas que adoptamos nacen de ver a otras personas lograrlo, tomando de modelo la vida de otros. Pero existe algo contraproducente en ello: podemos terminar por presionarnos más de la cuenta.

Piensa que quieres tener una empresa, por lo que lees la vida de empresarios famosos. Esto te da una meta que alcanzar, un sentido a tu vida y en general hace que encamines tus días a imitarlos. Esto está muy bien.

Pero puede llenarte de angustia al leer que tu modelo a seguir logró tener una empresa exitosa a los 25 años. Cuando ya has pasado de los 30 y sigues luchando todavía por obtener algo siquiera similar.

Esta situación puede llegar a causarte una gran angustia, porque sientes que tu meta está lejos y estás atrasado en el tiempo. Tomas conciencia que en este mundo estaremos una cantidad de años determinada.

Y que posee distintas fases y sientes que para la edad que posees, ya hay varias metas que deberías haber logrado. Entonces, procedes a cuestionarte a ti mismo si estás todavía a tiempo o ya se te pasó la edad.

Estos pensamientos pueden ser destructivos y alejarte de seguir luchando. Al sentir que debiste haber triunfado hace más años, por lo que no tiene caso seguir. Probablemente haya mejor que cambiar de planes.

No todos cumplen sus metas al mismo tiempo.

Una de las anécdotas más famosas que existen al respecto es la del coronel Sanders. Si, el famoso fundador de la cadena de pollo frito Kentucky Friend Chicken. Quien logró a la edad de 62 por fin ser exitoso en un proyecto.

No voy a extenderme demasiado en esta historia, pero el mensaje es claro: cada quien logra sus metas a su propio ritmo. Si te la pasas comparándote con alguien más, lo único que harás será darte una presión extra no necesaria.

No sabes que carácter tenía esa persona, que circunstancias lo rodeaban, que ayuda recibió, etc…para lograr las metas que quería lograr. Tuvo su historia y en tu caso estarás creando tu propia historia.

Lo importante es que si quieres lograr una meta en la vida, lo hagas con entusiasmo. Que lo tomes en serio, porque muchos se frustran por no lograr sus metas, pero no hacen nada realmente al respecto para lograrlo.

Pero si lo estás tomando en serio, sigue trabajando. No voy a decir que todos los que trabajan duro logran sus metas, pero también es verdad que los que logran sus metas trabajaron duro para poder lograrlo.

Por supuesto, existen distintas clases de metas. Y probablemente lograrlo no se encuentre totalmente bajo tu control. El mensaje es el mismo: sigue haciendo todo lo que te corresponde de tu parte.

Puedes pensar en tener un plan B en caso que algo vaya mal, eso depende de ti. Tal vez este estás esforzando demasiado por una meta inalcanzable que al final no valga la pena tanto el esfuerzo, ¿sigues por puro orgullo?

Es un tema complejo, pero el punto de hoy es claro: cada quien va a su tiempo. Y de lograrlo, lo logrará a su tiempo. Eres diferente a todos los demás, por lo que no puedes pensar que la historia de los otros sea exactamente la tuya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.