Que pasa si juego un videojuego sin bajar los parches o actualizaciones, ¿podrá funcionar?

Los videojuegos son piezas de software realizadas para el entretenimiento. Es una industria que sigue siendo relativamente joven, aunque ya tiene algunas décadas encima. Por lo que sigue evolucionando a pasos agigantados.

Uno de los temas más controvertidos en los últimos años son los parches o patch aplicados. Donde se busca corregir errores o agregar ciertas características, todo por medio del online. Pero esto causa controversia.

¿Por qué causan controversia los parches?

que pasa si juego un videojuego sin parches

Se dice que hace años, los juegos venían completos. En donde teniendo tu disco o cartucho contabas con el juego en su totalidad, por lo que no necesitabas estar conectando a internet ni nada.

Hoy en día, cuando compras un juego, pareciera que solo tienes acceso a la versión inicial. Ya que casi todos los títulos cuentan con un parche día 1, en donde se arreglan muchos aspectos pulidos de última hora.

Esto causa enojo a las personas, porque antes sabían que al tener en juego en su estantería, tenían el juego completo. Incluso aunque pasen los años, siempre podían recurrir a jugarlo en su versión final.

En cambio, un título que necesita tantos parches, causa que jamás tengas el juego completo. Ya que siempre habrá una parte que no tienes, lo cual dependerá de que tengas internet y los servidores se encuentren en línea.

Ese es el problema: un día los servidores dejarán de existir. Lo que causará que tu producto quede incompleto. O peor aún: existen algunos juegos que requieren ese parche para funcionar, por lo que aunque lo tengas físico sin internet no sirve.

Entonces, ¿los parches son malos?

No, al menos no necesariamente. Uno de los motivos más comunes de debate  (o al menos eso se dice popularmente) es que gracias a eso los programadores se han vuelto perezosos. Que no terminan sus juegos a tiempo, ya que saben que pueden actualizar después.

Esto puede ser parcialmente cierto, pero también tiene una razón de ser: los juegos son cada vez más complejos. Por lo tanto, es más fácil cometer errores.

Si bien es cierto que programar nunca ha sido fácil y se tenían que adecuar a las limitaciones de la época, eran programas más pequeños. E incluso se programaban con equipos de personas más reducidos.

Hoy en día, muchos juegos normales requieren a cientos de personas trabajando en diferentes aspectos. Y une a eso que tienen tiempos que cumplir.

Esta industria es muy exigente y los jugadores quieren cada vez más juegos, de mayor calidad y más rápido. Las empresas, para suplir la demanda, también proporcionan más juegos.

Esto ha causado que muchas casas desarrolladoras no puedan tomarse el tiempo que quieran para dejarlos perfectos. Ya que se necesita mandar los juegos a aprobación y distribución, en caso del físico.

¿Qué pasa si juego sin actualizar o sin parches?

Ahora bien, imaginemos que decides pasar de todas estas actualizaciones. Y requieres jugar un título moderno sin parchar, sin bajar actualizaciones, solo usando el disco o cartucho.

La respuesta es: depende de cada juego. Ya que.

  • Existen juegos bastante bien trabajados, que incluso sin el parche pueden dar una buena experiencia. Si no pide ningún tipo de verificación online, simplemente podrás jugar esa versión vanilla.
  • Existen algunos que directamente están rotos y con mecánicas inacabadas, que requiere un parche día 1. Podrás ejecutarlos, pero tendrás una mala experiencia, por que se encuentra alejada de la visión de los programadores.
  • Existen algunos juegos que requieren un parche para funcionar, por lo que usarlos sin internet hará que no puedas jugar con ellos.

Como ves, los parches son parte del avance tecnológico. No todo es bueno ni todo es malo, ya que gracias a ello se pueden añadir características (incluso gratuitas), para mejorar el juego a distancia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.