¿Qué pasa si bebes mucha agua? Conoce la sobrehidratación

El agua es vida y todos lo sabemos. Debemos tomar una cantidad adecuada todos los días para poder seguir vivos y realizar nuestras funciones vitales. La vida de las personas no es posible si no te hidratas.

Para tener una vida sin problemas es necesario por lo tanto beberla en cantidades ideales, pero hay quienes se pasan. Existen personas que ya sea de manera habitual o puntual pueden llegar a tomar cantidades grandes de agua.

¿Qué consecuencias puede tener en excederse? ¿Existe algún tipo de peligro para nuestro cuerpo o en realidad no importa? Conoce que puede suceder si te excedes de los límites de este vital líquido.

¿Qué pasa si bebes mucha agua?

que pasa si bebes mucha agua

Cuando bebes demasiada agua, esto es conocido como deshidratación. Pues bien, el caso contrario es cuando bebes demasiada. La consecuencia que tienes en tu cuerpo tiene por nombre hiponatremia.

El motivo por el que esta sobrehidratación es un problema, se debe a que gracias a la alta cantidad de agua que bebemos, puede terminar por diluir el sodio de la sangre. O al menos, lo rebaja a cantidades poco saludables.

El sodio es el electrolito que se encarga de regular la cantidad de agua que debe haber tanto en el interior como en el exterior de las células.

Cuando no puede procesarse de manera correcta, esto da como resultado que se hinchen las células que puede dar lugar a diversos síntomas. Algo que no debe subestimarse, porque podría incluso poner en riesgo la vida.

¿Cuáles son los síntomas de hiponatremia?

Sudoración extrema. Es posible que tengas únicamente este síntoma, en donde el cuerpo intenta eliminar el exceso de agua. Además de recordar que existen muchas otras razonas por las que podríamos empezar a sudar

Calambres musculares y espasmos. Debido a la pérdida de sodio, pueden llegar a suceder. Algunos deportistas pueden tomar demasiada agua al hacer ejercicio, por lo que deberían compensarlo al tomar sodio. No se debe tomar más agua que la transpirada.

Dolor de cabeza. Ya que gracias a la reducción de sal en el cuerpo y la hinchazón de las moléculas, el cerebro también terminará por quedar hinchado. El dolor de cabeza proviene de la presión que está realizando el cerebro.

Cansancio. El trabajo realizado por el riñón para poder filtrar toda el agua terminará por drenar igual las energías de la persona. Esto no es tan común, porque la cantidad de agua a beber tiene que haber sido demasiada.

¿Cuándo se considera demasiada agua?

Algunas de las recomendaciones clásicas dicen que se tiene que tomar al menos 2 litros de agua al día. Incluso algunos médicos aceptan esta afirmación como absoluta.

Pero se debe tomar en cuenta que existen toda clase de cuerpos y organismos. Alguien que tenga una vida muy activa, sea pesado y mida casi dos metros no necesitará la misma cantidad para alguien bajito y sedentario.

La mejor recomendación es consultar un nutricionista. Esta persona hará una revisión de tu caso, por lo que terminará por darte indicaciones de cuanto deberías consumir.

Ya que hoy en día, hay personas que cargan con su botellita de agua para todos lados. Tomando sorbos a cada rato pensando que es saludable, pero continuando haciéndolo incluso cuando no tienen sed.

O deportistas, que en un momento de ejercicio extremo, beban cantidades muy altas de agua que puedan terminar por afectar.

El agua es saludable y necesaria, pero todos los excesos pueden llegar a causar problemas. Es por eso necesario saber cuánto tomar, no excederse y siempre tener en cuenta la existencia de la sobrehidratación en nuestra vida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.