Que pasa si quito el medidor de luz de la comisión, ¿existen consecuencias?

El uso de la energía eléctrica es algo de diario para las personas del mundo moderno. Todo tipo de aparatos que utilizamos hace uso de ella, así como la iluminación de nuestros hogares. Difícil pensar en un mundo sin ella ahora.

Pero no es gratis, debemos pagarla. Y la forma de poder saber cuanto nos toca pagar es por medio de consultar el medidor de luz. Ahora surge la pregunta, ¿Qué pasaría si lo retirara de su sitio, habría alguna consecuencia?

¿Cuál es la función del medidor de consumo eléctrico?

que pasa si quito el medidor de luz

Un medidor nos permite conocer la cantidad de energía eléctrica que hemos utilizado. Esto nos permite tener un mayor control de lo que consumimos, para evitar tener que pagar luego cantidades muy altas de dinero.

Y no solo eso, también por cuestiones ecológicas. Ya que se debe tomar en cuenta que el planeta es contaminado de muchas y variadas formas al producir energía. Al hacer uso de ella, le estamos dando un pequeño descanso.

Contrario a lo que muchos pueden pensar, el medidor colocado en la puerta de la casa no es el único disponible. Dicho medidor es colocado por las empresas que proveen electricidad, para poder medir tu consumo.

Pero hay medidores de todas clases, por ejemplo, puedes comprar uno pequeño para colocar en tu computadora. De esta forma, sabrás la cantidad de energía que utilizas a diario a la hora de trabajar.

¿Y qué sucede si quito el medidor de la casa?

Cuando algunas personas hacen esta pregunta, en realidad se están preguntando si sucediera algo quitando el medidor de luz que colocó la comisión de electricidad.

Es posible que algunos tengan la idea que gracias a esto podrían manipular las cantidades de luz mostradas o alguna otra idea. Pero hay algo que se debe quedar claro: realizar esta acción es claramente ilegal.

Las leyes pueden variar de país a país, pero en términos generales dicho medidor no debe ser tocado por el usuario. Pertenece a la comisión de luz y eso queda constatado en el contrato realizado por ellos.

Hay quienes piensan en retirarlo para colocar algunas trampas para robar energía. Pero la realidad es que hacer eso es contra la ley y puede dar lugar a castigos muy severos. En algunos casos, multas muy altas, restricción del servicio o directamente cárcel.

Recuerda, robar luz es malo…y peligroso.

Algunas personas pueden pensar que vale la pena el riesgo el realizar trampas a la comisión. Incluso pensar que están dando el servicio a precios demasiado abusivos y están realizando justicia con ello.

Pero fuera de cualquier argumento, debes tomar en cuenta que puede ser peligroso para ti. Estas manejando energía, y si haces una instalación mala o utilizas productos de baja calidad, pueden ocurrir accidentes.

Se pueden desatar incendios, por poner un ejemplo, en donde no solo te pondrás tú en peligro sino también a las personas que te rodean. Incluyendo vecinos, que no tienen culpa alguno de lo realizado.

Si sientes que estás pagando demasiado por luz, lo mejor que puedes hacer es:

  • Vigilar tus hábitos de consumo.
  • Cambiar los focos por ahorradores o al menos limpiarlos.
  • Comprar aparatos que sean más amigables con el ambiente al usar menos electricidad.
  • Usar medidores pequeños para saber cuanta energía usas por aparato.

La energía eléctrica es vital para nuestra vida. Pero desde aquí te invitamos a no caer en actividades ilegales como remover el medidor para hacer trampas, ya que puede haber graves consecuencias.

Si piensas que la comisión está realizando prácticas abusivas, intenta denunciarlo ante las autoridades para poder presentar tu caso. Es posible que en verdad esté sucediendo algo injusto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.