Que pasa si te comes los mocos, ¿te hace daño?

Aunque puede sonar asqueroso para una gran parte de las personas, el comerse los mocos no es una práctica poco habitual entre las personas. Y de hecho entre los niños, una gran cantidad de ellos suelen ser practicantes.

A esto se le llama ser mucófagos, siendo esta forma en que se les dice a las personas que suelen ingerir esta sustancia que sale de la nariz.

Popularmente, se sabe que la nariz es una especie de filtro que atrapa todas bacterias, polvo y otras suciedades que se encuentren en el ambiente. Por lo tanto, comerlo, ¿no significaría estar comiendo todo ello y hacernos daño?

Por supuesto, no es la práctica más saludable, pero tampoco es tan malo como pudiera parecer.

Hurgarse la nariz no es comer nada.

que pasa si te comes los mocos

Algo que vale la pena aclarar es que no necesariamente que alguien se esté hurgando la nariz sea una persona que se vaya a comer los mocos.

Las causas por las que te lo puedes hurgar son diversas:

  • Picazón
  • Manía
  • Costumbre
  • Algún motivo circunstancial como polvo

Pero alguien que se toque la nariz seguido no quiere decir que sea alguien que tenga intención de comerse los mocos posteriormente.

¿Qué pasa si te comes los mocos?

Ahora bien, ya para quienes si lo comen, se habla que puede ser dañino. Pero en realidad, no se piensa que sea una actividad peligrosa o que pueda ser causante de muchas enfermedades.

El moco se encuentra compuesto de esta forma:

  • 95% de agua
  • 3% de elementos orgánicos
  • 2% de diversos minerales.

Lo importante es cuales son dichos elementos orgánicos. En realidad, son una mezcla de proteínas, encimas y aminoácidos que se encuentran en esa sustancia.

La albúmina es la principal proteína de la que se encuentran formados. La cantidad de moco variará dependiendo de las circunstancias del cuerpo.

Por ejemplo, ante la presencia de polvo podría aumentar. O frente a la presencia de ciertas enfermedades, podría cambiar su color y aumentar su cantidad.

Es por eso que el moco podría terminar siendo más un indicativo del cuerpo que un problema en si.

Comer mocos…¿es saludable?

Esto puede parecer extremo. Pasar de no hacer daño a ser bueno. Pero esto es lo que afirman investigaciones publicadas por el diario británico The Independent, en donde hablan de las ventajas para el cuerpo de consumirlos.

Según las pruebas dadas por el diario, las secreciones presentes en la nariz pueden ser una fuente para luchar contra las úlceras estomacales o contra las infecciones respiratorias.

Incluso se habla que la misma acción de estarse hurgando la nariz, puede ser una causa de felicidad para las personas. El no hacerlo es más una imposición de la sociedad, pero que sería algo natural.

¿Por qué sería bueno? Según el investigador, la mucosa funciona obteniendo una gran cantidad de bacterias. Debemos recordar que la nariz funciona como un filtro.

Entonces, al llegar al estómago, se mezclará con los líquidos gástricos funcionan igual que una medicina.

Entonces, ¿es malo o no?

No, no se ha demostrado que comer mocos sea malo. Lo más relevante es tener cuidado a la hora de hurgarse la nariz.

Puede hacerse de forma muy fuerte o violenta, en donde termine por lastimarse las personas las fosas nasales. Dejar irritación o micro cortes al meter las uñas en esta zona.

Por lo demás, si tienes un pequeño que tiene la costumbre de estarlos comiendo, no es necesario que te alarmes o pienses que se va a enfermar. En términos generales, es bastante seguro.

Más problema es que se vaya a meter los dedos estando sucios y sin lavarse las manos, eso sí es algo que deberías vigilar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.