¿Qué pasa si te inyectas aire en las venas, es mortal?

Se ha hablado mucho del peligro que existe con ingresar aire al cuerpo por medio de una inyección. Antes de comenzar a explicar el tema, debo decirte que es algo totalmente desaconsejable y te pido no experimentar.

Las consecuencias pueden llegar a ser mortales, por lo que es totalmente mejor evitar experimentar en cuerpo propio o ajeno. Y mejor veamos que pasa si te inyectas aire en forma teórica, ahora saciaré tu curiosidad.

Si te inyectas aire, ¿qué pasa?

Qué pasa si te inyectas aire en las venas

El problema radica en que al inyectar y que haya una burbuja de aire, esta terminará por entrar a las venas. Puede puede terminar por obstruir en venas y arterias al estar circulando una burbuja del tamaño suficiente.

El peligro radica en cuando este aire llega al cerebro. Puede terminar por causar diversas reacciones, desde desmayos, confusiones, mareos y pérdida de conciencia. Pero también puede dar lugar a accidentes cerebrovasculares, dando pie a la muerte.

Esto se conoce como embolia aérea, el cual consiste en que puede impedir la entrada de sangre fresca a partes vitales en el cerebro. Esto terminará por formar trombos, que serán mortales para el individuo.

Tampoco debe descartarse la inflamación, lo que podría terminar por causar un edema cerebral.

Es verdad que son unas burbujas muy pequeñas puede terminar por ser absorbido por el cuerpo. Pero también es verdad que no se necesita una burbuja muy grande para poder causar daño de manera letal.

Toma en cuenta lo pequeñas que son las arterias y venas, por lo que es bastante fácil crear una burbuja suficientemente grande que cause daño.

Precauciones para evitar el aire en las jeringas.

Existen algunas pasos que puedes tomar:

  1. Luego de haber absorbido el líquido, mantén la jeringa con la aguja hacia arriba.
  2. Dale un par de golpes muy pequeños, esto hará que la burbuja se vaya hacia la parte de arriba.
  3. Luego de eso, presione el embolo para causar que el aire salga.

Toma en cuenta que deberás tener un poco más de la cantidad de recomendada de medicamento, ya que podrías dar menos de la cantidad recomendada.

De igual forma, es importante revisar el estado de la aguja. Si se encuentra doblada o rota, lo mejor será cambiar la jeringa por una nueva.

Esto es lo que pasa si te inyectas aire. Es por eso que debe dejarse en manos de alguien con experiencia, o al menos tener todos los cuidados ya expuestos anteriormente para evitar que suceda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.