Que pasa si tengo un vecino ruidoso y como remediarlo

Nuestro hogar debería ser nuestro lugar de paz, el refugio al que podemos acceder para apartarnos del mundo. Así debería ser en teoría, pero nunca falta un problema: tener un vecino ruidoso.

Y desafortunadamente viven uno al lado del otro, por lo que no hay forma de escapar. ¿Qué podemos hacer para remediarlo? Por esa razón, ahora veremos algunas situaciones con vecinos que hacen mucho ruido.

¿Qué hace a un vecino un ruidoso?

que pasa si tengo un vecino ruidoso

Es normal que hagamos ruidos en nuestro propio hogar. Incluso algunas actividades como escuchar música no deberían causar mayor problema o realizar reparaciones. Todo eso entra en lo normal.

Por lo que si un día escuchamos a nuestro vecino con música a todo volumen o hay martillazos, deberíamos tener un poco de tolerancia inicial: todos en algún momento realizaremos esas actividades también.

¿Cuándo podemos empezar a considerarla un problema?

  • Cuando es realizado de forma rutinaria, durante tiempos prolongados.
  • Cuando el volumen sobrepasa el máximo permitido para una zona residencial.
  • Al ser realizado en horas de la madrugada, cuando todos buscan dormir.

Podemos resumir en una mezcla de esas tres condiciones. Es cuando ya podemos sentirnos con el derecho de por ir a reclamar al vecino. Pero, ¿Cómo hacerlo?

Pasos para poder reclamar a un vecino que hace ruido.

Hable con él

En primer lugar, hable con él. Puede ser que el problema entero se arregle con decirle. Podemos pensar que nuestro vecino es un ser del mal que solo le gusta hacer ruido para poder martirizarnos, cuando no tiene porque ser así.

Pero no sabía que estaba causando problemas, por lo que podrían llegar a un acuerdo, en donde reduzca su número de horas, le baje el volumen o directamente deje de hacerlo. Al no saber que causaba molestias.

Una segunda visita.

Muchas ocasiones a la primera no va a hacer nada. Puede ser que no te haya tomado en serio o no esté dispuesto a cambiar su rutina. Es ahí cuando será muy interesante hacer una segunda visita para exponer el tema.

Ya tienes un precedente, por lo que ahora podrás reclamar un poco más, todo desde la educación. Hacerle ver que en realidad te molesta demasiado el ruido, incluso podrías ofrecerle alternativas o ayuda.

Reúne firmas con los vecinos.

Puede que no te escuche a ti, pero probablemente al sentir presión de grupo si lo haga. Habla con otros vecinos, es probable que te encuentres con otras personas enojadas. Que se encuentran cansadas de ese ruido.

Por lo tanto, puedes hacer un escrito y reunir firmas. Para que de esta forma, pueda ver que no eres el único enojado. De esta forma, empezará a notar que esta molestando a varios y esto va en serio.

Lleva una patrulla de policía.

Después de todo esto, puedes explicarle esto a una patrulla de policía. Como has realizado varios actos para intentar calmarlo el ruido, por lo que ya necesitas ayuda. Deberás de indicarle todo el problema y lo que has hecho.

Si el policía considera, puede ir contigo o por su lado a explicarle la situación. Es por eso importante tener el apoyo de los vecinos, para que el agente de la ley vea que esta causando problemas a varias personas.

Haz una denuncia formal.

Si el vecino no quiere dejar de hacer ruido ante todos estos pasos, es hora de llevarlo ante la ley. Podemos pensar que seremos victoriosos con esto, pero debemos tomar en cuenta que ellos se supone serán jueces imparciales.

Si llegan a la conclusión que tu vecino no se encuentra rompiendo la ley de ninguna forma, no pasará nada. Por lo tanto, es buena idea intentar grabar algún tipo de prueba dentro de tu propio hogar, para no invadir su privacidad.

Ojalá que puedas resolver todo en el primer paso, ¡buena suerte!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.